2529051

Ver más entradas...

Arquitectura minimalista: Tendencias en estilo y casas pequeñas

“Menos es más” fue el nombre del manifiesto acuñado por el padre de la arquitectura minimalista, Ludwig Mies van der Rohe. Este diseñador despojó de artificios y adornos y acostumbró a todos que los espacios con elementos básicos pero bien aprovechados crean un conjunto armónico, sostenible y a la vez, cómodo para vivir.

dining table in open kitchen fully equip kitchenette

Los principios del minimalismo en los que se basa el diseño, tanto arquitectónico como industrial que lo podemos encontrar en muchas construcciones de casas y viviendas se basan en los siguientes puntos clave:
La abstracción total; las obras operan sólo en términos de color, superficie y formato.
Austeridad con ausencia de ornamentos.
El purismo de las formas; estructural y funcional.
Producción y estandarización industrial.
Uso simple y literal de los materiales.
Superficies enfáticas y monocromáticas.
El objetivo del orden en el espacio.
Una geometría elemental y con formas rectilínea.
La precisión en los acabados.

A la hora de llevar a cabo un diseño, reforma o decoración de una casa para convertirla en una vivienda de arquitectura minimalista requiere de gran profesionalidad y de imaginación y creatividad a partes iguales. Los diseños más sencillos son los más complicados y para conseguir la casa minimalista pequeña perfecta has de basasrte en los siguientes puntos.

La geometría manda.

Las casas minimalistas pequeñas retienen una cierta sofisticación muy simple y fácil de entender. la geometría juega su papel y crea juegos ópticos con volúmenes, líneas y ángulos que resultan desde el punto de vista conceptual, interesantísimos. Parte de un patio central (si es una vivienda exterior) o de un salón (si es la pieza más grande de la casa) y dibuja (primero en tu imaginación) líneas rectas y puras que simplifiquen los espacios.

Detalles que marcan la diferencia.
En las casas minimalistas no hay ornamentos ni elementos superfluos, cada uno de los detalles que tiene cuentan una historia. Paredes de cristal que cierran estancias pero que crean espacios abiertos, materiales como piedra y madera que nos alinean con el entorno de la vivienda, etc.

Decoración simple pero especial.

Muebles simples, algunas piezas icónicas del siglo XX que mantengan esas cualidades tan características del minimalismo en una paleta completamente blanca o neutral, es la tendencia para los interiores de casas pequeñas minimalistas. Estilo nórdico pero con alma e historia.

La decoración está al servicio de la funcionalidad y el fin es lograr espacios que nos ayuden a relajarnos basándose en la luz natural y que además amplifiquen el espacio.

Comfortable couch in a modern house with a lamp on a little white shelf and a book with a waterfall

El blanco es el rey

En todas las estancias de la casa el blanco es la regla. La estética minimalista es sinónimo de relajación. Una iluminación discreta pero suficiente y paredes níveas y sin ningún tipo de adorno contribuyen a este aspecto pacífico.

El blanco se alinea con el vidrio y con espejos grandes que reflejan la luz tanto natural como artificial y duplican el espacio visualmente para que las tendencias minimalistas hagan de nuestra casa pequeña un remanso de paz más amplio y libre de artificio.